UNA MIRADA A LAURA ÁÑEZ TEXTILES 

La inquietud por crear una marca amigable con el medio ambiente y el deseo por preservar técnicas de tejido, impulsaron a la diseñadora colombiana Laura Áñez a iniciar un proceso investigativo de fibras locales y latinoamericanas en el que con ayuda de algunas artesanas ha logrado crear piezas únicas con su marca Laura Áñez Textiles.

 Luego de trabajar dos años para una marca de moda de consumo rápido en Colombia, en el 2013 Laura se trasladó a Canadá para ampliar su conocimiento en creación textil en el Centro Textil Contemporáneo de Montreal buscando nuevos enfoques que hicieran crecer la idea de marca que llevaba. A diferencia de otros diseñadores Laura no tenía conocimiento del tejido de punto por referencias como abuelas o contextos marcados por este, pues fue en Montreal donde lo conoció por primera vez y se enamoró de las diferentes posibilidades que le brindaba para explorar lo que deseaba hacer.

 Aprovechando los recursos académicos y tecnológicos que le ofrecía el centro textil en Canadá la diseñadora fue iniciando un proceso constante de aprendizaje del tejido de punto, explorando las infinitas posibilidades de creación y comenzando a desarrollar una técnica que le permitía crear prendas completas sin generar residuos. Hablamos con ella acerca de su carrera, de la sostenibilidad por medio de su marca y de los diferentes impactos positivos que ha generado tanto ambiental como socialmente en su entorno.

Fotografías: Laura Áñez

Fotografía: Gato Acosta Estilismo: Alejandra Muñoz H&M: George Romero modelo: Majo Barbosa.

¿Cómo y por qué nace Laura Áñez textiles como marca?

En agosto del 2014 volví a Bogotá con una máquina de tejido de punto y me fui a vivir a una casa grande al norte de Bogotá, un poco alejada del mundo, donde empecé el proceso de conceptualización y creación de marca. Parto de la técnica del tejido de punto y desde un comienzo tengo claro que quiero trabajar con fibras naturales colombianas; sin embargo, después de probar algunas, no encuentro esa fibra ideal para el tipo de producto que yo quería crear y para la máquina misma. Entonces, amplío mi búsqueda de fibras a Suramérica y doy con Coproca, una corporación de campesinos bolivianos que producen una fibra maravillosa y de forma responsable, desde ese momento, la alpaca se convierte en la fibra principal con la que creo mis productos.

Otro punto de partida para la creación de los productos es la inspiración en la naturaleza, sus formas, colores y texturas; con esos elementos empecé a desarrollar muestras de texturas y gráficos en las técnicas de recogido y jacquard y a materializar las primeras prendas, creadas a partir de formas rectangulares y con hilos continuos.

Finalmente, en marzo del 2015 lancé los primeros productos y empecé a participar en ferias de diseño donde fui consolidando una marca que va más allá de la moda.

Laura Áñez Textiles es una marca que diseña, produce y comercializa productos textiles bajo principios claros de sostenibilidad, teniendo en cuenta todo el ciclo de vida del producto y cuidando cada paso de la cadena productiva. LAT es una mezcla de artesanía, diseño, moda, nuevas tecnologías, fibras naturales, circularidad y sostenibilidad.

 

Fotografía: Gato Acosta Estilismo: Alejandra Muñoz H&M: George Romero modelo: Majo Barbosa.

¿Cuáles han sido las fibras naturales latinoamericanas que has usado a lo largo de tu carrera y cómo ha sido trabajar con ellas?

Uno de los elementos más importantes para la creación de los productos LAT es la materia prima, trabajamos desde el hilo, que es la base para la creación de los tejidos, usamos fibras naturales de alta calidad de origen natural que son producidas responsablemente por pequeños productores en Suramérica. Para mí es importante conocer no solo la composición natural y sin mezcla de la fibra, sino también asegurar que el proceso de producción se haga usando efectivamente los recursos naturales y minimizando los desechos tóxicos.

La principal fibra con la que he trabajado estos años es la alpaca, una de las fibras más lujosas y finas del mundo, considerada el oro de los Andes por lo que realmente valoro cada gramo de alpaca como si fuera un tesoro. La primera vez que tuve un cono de alpaca en mi mano sentí inmediatamente la suavidad y ligereza: es una fibra con excelentes propiedades, que son reflejadas en el producto final, es muy amable para trabajar en la máquina y con los acabados finales. Además, es una fibra muy resistente que permite crear prendas muy duraderas y de cuidado fácil.

Todas sus propiedades son ideales para la técnica y el tipo de producto que yo quería crear con los principios de sostenibilidad que guían la escogencia de materias primas. Trabajar con la alpaca tiene sus pros, pero también sus contras. Es una fibra costosa por su proceso de producción responsable y no hay disponibilidad todo el año. El proceso de importación también es caro, además de lento. Por otro lado, en Colombia no se conoce todavía mucho de este material que en Perú es tan famoso y cualquiera que haya viajado a Perú seguramente ha aprendido de sus propiedades y proceso de fabricación. Solo cuando el cliente entiende el proceso y los beneficios del material lo valoran realmente. Por eso ha sido clave saber comunicar los beneficios de un producto de alpaca, pero ha sido un largo camino. Hay otro aspecto que para algunas personas puede ser negativo y es el hecho de que es una fibra de origen animal. Mis prendas contradicen los hábitos de consumo veganos, independientemente de que su producción no explote a los animales y que, por el contrario, sea de gran beneficio para una comunidad de 1200 familias de pequeños campesinos que vive de su cuidado y la generación de fibra.  Las alpacas viven en su hábitat natural en campos abiertos, son esquiladas sin maltrato usando prácticas nativas y ancestrales y cuidadas como siempre lo han hecho para conservar su sostenibilidad a través del tiempo.

Adicional a la alpaca boliviana, algunos de nuestros productos están tejidos con seda colombiana y algodón peruano que usamos como material secundario de contraste. La primera le proporciona brillo y elegancia a las prendas y la segunda, permite que estas sean más ligeras. Ambas fibras, en combinación con la alpaca crean tejidos suaves, durables y de altísima calidad debido a las propiedades de estas fibras 100% naturales y responsables.

Fotografía: Lejo Ramirez Estilismo: Carolina Peña H&M: George Romero modelo: María Lucía Pretelt

¿Qué impacto social y ambiental genera Laura Añez Textiles en su entorno?

Buscamos generar un impacto positivo en todas las personas involucradas en el ciclo de vida del producto, desde el productor de la materia prima hasta el cliente final. Además, buscamos minimizar el impacto negativo en el medio ambiente y apostar por la regeneración al final del proceso. Apoyamos comunidades de pequeños productores de fibras naturales en Latinoamérica. Asimismo, trabajamos en nuestro propio taller en Bogotá con mujeres artesanas expertas en la técnica del tejido de punto a máquina a quienes les aseguramos condiciones justas y equitativas de trabajo. Respetamos a quienes compran el producto ofreciendo precios justos y transparentes y optamos por una comunicación clara sobre la trazabilidad de cada una de las piezas que ofrecemos. Adicionalmente, promovemos hábitos de consumo responsable por medio de la creación de prendas longevas, de excelente calidad, versátiles y funcionales que trascienden en el tiempo y pueden ser usadas en diferentes ocasiones. Buscamos generar una sensación de apego y cuidado para que estas piezas permanezcan un largo tiempo en la vida de nuestros clientes. En ese sentido, los ejes principales que guían el diseño de las prendas de Laura Áñez Textiles son la versatilidad, funcionalidad y atemporalidad, pues buscamos que los clientes las usen en su cotidianidad sin importar su estilo de vida, edad o talla.

La alpaca es una fibra aceitosa que no requiere de cuidados especiales ni lavados frecuentes, repele tanto los líquidos como los olores, permitiendo la reducción de los procesos de cuidado de la prenda para minimizar así el uso de energía, agua y detergentes en la etapa de uso.

Una de nuestras filosofías como marca responsable, es diseñar para toda la vida, obviando en lo posible las tendencias efímeras. En primer lugar ofrecemos un servicio postventa sin costo en el cual reparamos cualquier tipo de daño o imperfección de la prenda para alargar su durabilidad. Sin embargo, la vida útil de nuestras prendas llegará a su fin en algún momento, por lo cual trabajamos con materiales orgánicos que no generan daños en el medioambiente al descomponerse. Por otro lado, la técnica de tejido que realizo a partir de hilos continuos y sin cortes, facilita un proceso de suprareciclaje en el que las piezas que componen las prendas pueden ser destejidos y para aprovechar las fibras en un nuevo tejido.

¿Cómo competir contra las marcas de consumo rápido de la moda?

 Informando al consumidor sobre los beneficios que tiene comprar responsablemente versus los perjuicios que hay detrás de una prenda de moda rápida. Cuando un cliente entiende que quien paga el precio por una camiseta barata es una persona al otro lado del mundo, que vive bajo condiciones infrahumanas y que además están acabando con el medio ambiente en todo el proceso del ciclo de vida del producto, se da cuenta que cada peso que gasta en una empresa de moda rápida es un voto que le da para que siga teniendo estas mismas prácticas, es cuando se da el cambio. Es el consumidor quien tiene todo el poder de transformar el consumo exigiendo a estas marcas mayor transparencia.

Es clave poder comunicarle a tu consumidor los valores y ventajas que hay detrás del producto. De dónde vienen los materiales, cómo los crearon, su composición, quienes cosieron o tejieron tu prenda, cuántos kilómetros recorrió para tenerlo en tus manos, etc. Es un proceso lento en el que los clientes van entendiendo su rol activo como consumidores y comienzan a ser más conscientes de sus prácticas. Así se empiezan a dar cambios como comprar local o invertir en una prenda en vez de comprar muchas en una tienda de moda rápida.

¿Cuál crees que es la manera para cambiar la mentalidad de consumo sostenible y ético en Latinoamérica?

Lo principal creo que es descolonizarnos de los países del norte que tanta influencia han tenido en nuestras vidas y sobretodo en las formas como consumimos. En los últimos años se han creado muchas propuestas a partir de valores sostenibles, hoy en día hay marcas creando diferentes productos de consumo con materiales locales, con mano de obra local y para un cliente local.

Es primordial optar cada vez más por comprar local y responsablemente. La clave del consumo responsable es estar informado y tener la convicción de que cada acción que tomo, tiene un efecto en el entorno, que cada cambio pequeñito que se haga es un gran aporte, que cada vez que le cuentas a alguien de una marca o un producto nuevo estás aportando a que estas nuevas propuestas puedan seguir creciendo desde lo local,  en resumen, diría que la clave está en la información y la comunicación.

Es clave investigar, conocer las nuevas propuestas que se están gestando, preguntar por los materiales, por los procesos de producción. Sin embargo, así como hay muchas marcas que crean con esa convicción también hay muchas otras que se aprovechan de la tendencia del consumo sostenible y emplean acciones de greenwashing que invalidan el esfuerzo de las marcas que realmente nos esforzamos por implementar un modelo de negocio basado en la sostenibilidad. Y por eso para nosotras, las marcas es muy importante saber comunicar todos esos principios, concientizar, y visibilizar todo el proceso que lleva crear una prenda. Cuando alguien sabe y entiende que detrás de una prenda de fast-fashion hay esclavitud, contaminación en cantidades inimaginables y muchas cosas más que pasan en la cadena productiva de una prenda, ahí es cuando empieza o se afianza esa convicción.

Conoce más en www.lauranez.com

OTROS ARTÍCULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

SUPER GUCCI TROUPER Esta editorial se presenta casi como una fantasía onírica donde la magia de la noche, las luces de los bares

CHULO CUIR: IDENTIDAD SIN ETIQUETAS Escrito por Silvia Arévalo  @silvinha.live2602 Si hablamos de autenticidad, hablamos de CHULO CUIR. Una marca agénero 100% argentina, de accesorios

UNA MIRADA A LAURA ÁÑEZ TEXTILES  La inquietud por crear una marca amigable con el medio ambiente y el deseo por preservar técnicas de tejido,

2021-03-09T08:47:23-05:00