MANIFIESTA X LAREM

Texto: LaREM ONG 

La ONG LaREM se une con Manifiesta y con 4 increíbles mentes creativas: Jaime Ospina, Claudia Rojas, Daniela Uribe y Gabriela Jaramillo; para presentar un ejemplo de revolución a través de la moda: 

Manifiesta es una marca de ropa que inició con la firma del Acuerdo de Paz. Esta iniciativa fue impulsada por unas politólogas que poco sabían de diseño de moda, aun así, encontraron en este campo una herramienta para exigir la implementación del Acuerdo y la construcción de nuevas sociedades resilientes. Ángela, la fundadora, empezó a estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Nacional dentro de un ambiente donde se reforzaba la noción de la moda como algo superficial, lo que la llevó a ignorar este tema y sentirse insegura con aceptar que le gustaban las revistas, desfiles o tendencias. Pero al investigar el tema con mayor profundidad, se encontró con que no tenía nada de superficial y, por el contrario, evidenció una urgencia política por la violación de los derechos laborales a las personas que confeccionan prendas. 

Cuando Ángela encontró la inmediatez que demandaba el asunto, empezó a coser kimonos y capas buscando la oportunidad de ofrecer alternativas a la moda rápida, defender la industria nacional y generar trabajo sin explotación laboral. Mientras Ángela avanzaba con este emprendimiento, se estaba discutiendo el Acuerdo de Paz en la Habana y era el hablar diario de sus clases y entre sus amigos. De lo que estudiaba, había un punto en específico que le generaba gran preocupación: el poco desarrollo que se le daba a las alternativas de reincorporación de los 13.000 excombatientes. 

 

Gracias a la universidad tuvo la oportunidad de visitar los espacios veredales y entablar una relación con los excombatientes. Cuando llegaron por primera vez, existía una desconfianza involuntaria por su parte, que muy pronto dio un giro y fueron ellas las que buscaron ganarse la confianza de los excombatientes para presentarles la propuesta del proyecto productivo. Fue un proceso de casi un año de frecuentes visitas, participación en los eventos sociales y un trabajo espontáneo, respondiendo a las necesidades instantáneas y apoyando en las actividades que venían realizando. 

Luego de este tiempo, llegó una propuesta formal: Cada parte invertiría lo mismo, no tenían que empezar con mucho, empezarían con lo que podían poner, la propuesta de negocio no sería estrictamente capitalista, implementarían las máximas de Marx, los precios no estarían enmarcados en la teoría de valor ejemplificada en la crítica a la economía política, los valores se determinarían por el valor dispuesto a pagar y con base a eso se definirían en conjunto los pagos, así extraerían la menor plusvalía y se trabajaría en un sistema horizontal sin jerarquías marcadas. Todo esto entendiendo la importancia del fortalecimiento de base para la creación de cambios políticos y la dificultad e irrelevancia de imponer un sistema basado en las prácticas extractivitas tradicionales.

 “No contemplar las posturas e ideales de los excombatientes había sido una de las mayores fallas de otras personas que se acercaban a proponer proyectos productivos.” – Ángela 

Siguiendo las ideas de Marx, cuando los obreros hacen ropa que ellos mismo no pueden usar se genera enajenación, por esto las prendas de Manifiesta buscan alternativas que no impliquen costos que no puedan ser asequibles para los mismos productores. Se fijan los precios de la mano de obra en conjunto. Ellos tienen un sistema de cooperativas establecidas por lo que entienden que entre más plata le entra a cada individuo, menos a los colectivos, que refuerzan la parte de auxilio médico, educación y otros temas que a todos los beneficia. 

Ahora bien, los grandes cambios implican grandes retos, entre ellos la dinámica de trabajo asociados a los cambios y diferencias de dinámicas sociales. Por un lado, ellos usaban solo dos uniformes y dos pares de ropa interior, y difícilmente diferenciaban entre dos telas similares de patrones con flores o algo por el estilo, por lo que ha sido todo un proceso de sensibilización estética. Por otro lado, estaban acostumbrados a sistemas verticales, a recibir órdenes, y no a sistemas horizontales donde todos los miembros deben participar de forma activa, “ha sido interesante ver los cambios y el empoderamiento de ellos donde antes dejaban que otros decidieran y cada vez opinan más.” dice Ángela. Desde la parte ambiental, han buscado la manera de aprovechar retazos y comprar las materias primas que se considera dead stock por pequeñas fallas de producción. En el diseño, lo han aprendido todo a prueba y error, la propuesta estética se basa en las tendencias del momento. Con respecto al propósito de la marca, tienen claro que las prendas son un vehículo para un fin mayor que es el cumplimiento del acuerdo de paz. 

CRÉDITOS: 

Modelo: Gabriela Jaramillo Fotografía: Jaime Ospina Maquillaje: Daniela Uribe Estilo: Claudia Rojas

OTROS ARTÍCULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

AURA Aprender a estar con uno mismo te ayuda a dejar los estímulos exteriores para mirar hacia adentro, conocer nuestro interior y saber

DELOSANTOS El sello distintivo de la marca peruana DELOSANTOS se basa en la creación de colecciones femeninas integrales, basadas en la confluencia de

7LIVES Después de la explosión de colores y estilo retro que caracterizó la primera colección LIFE1, la marca colombiana 7Lives vuelve cargada de

2021-05-27T18:23:25-05:00