GREGORIO DÍAZ

El fotógrafo bogotano Gregorio Díaz ha encontrado por medio de la fotografía documental la manera para ordenar el caos de su alrededor  y dar sentido a las ideas que se agotan cada vez que las intenta exponer. Proveniente de una familia de fotógrafos, encontró desde su niñez un gusto por capturar instantes y volverlos imagen a través de su lente.

Estudió cine en la ciudad de Bogotá y Buenos Aires, su trabajo en fotografía muestra una perspectiva de la ciudad y las vivencias de sus habitantes, la calle, los momentos y los instantes que logra capturar; lleva seis años aproximándose a la producción de su primer película. Conoce un poco acerca de él y de su trabajo por medio de esta corta conversación.

¿Qué llama tu atención al momento de capturar una imagen?

Que el cuento se cuente solo. Y ahí avisparme para retenerlo. Pero en últimas depende de lo que estoy mirando y también de mi sensibilidad en ese momento, mi reacción de respuesta es variable. En ese orden de ideas mi estado emocional determina la narrativa y el contenido de mis fotografías.

 ¿Qué buscas transmitir con cada una de tus fotografías?

No busco algo en específico, me gusta creer que cada fotografía funciona como una unidad. Intento que mis imágenes sean silenciosas, entre menos diga uno es mejor. Mi libertad como fotógrafo termina en las márgenes, ya se ha dicho.

La sombra y la geometría son constantes en tu trabajo ¿por qué?

Intento ser ordenado y austero en las composiciones que hago, aunque me esfuerzo por evitarlo en algunas ocasiones, de permitirme el desorden. Busco el silencio dentro del ruido de una ciudad tan  bulliciosa como Bogotá. Se convierte una reacción ante tanto pito y azare.

Ese silencio se encuentra muchas veces en la sombra. En los cortes incisivos de la luz del sol por las estructuras, la penumbra ordena la geometría del encuadre.

En tanto la geometría es la ciudad la que propone el juego, yo solo respondo a su arquitectura. La composición pienso que es casi inagotable, pero yo procuro ser preciso, es muy difícil perseguir una composición equilibrada. Yo insisto, al detenernos a observar con cautela, se interrumpe el infatigable flujo de las calles y al hacerlo pasa uno de transitar la ciudad a habitarla en estado presente, de manera que es muy fácil encontrar fotografías posibles en cada esquina de la ciudad.

Tus fotografías son una exhibición de la cotidianidad bogotana, cuéntanos ¿qué te inspira la ciudad y por qué?

Fotografiar Bogotá como lo hago es habitarla de una manera muy íntima, la ciudad me inspira a seguir recorriéndola y descifrando sus laberintos.

Entradas recientes

Sé parte de nuestra comunidad

OTROS ARTÍCULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

LES JEUX DE LA RÉALITÉ POR ANA MARÍA LOZANO  La artista visual Ana María Lozano comenzó en el 2013 con su práctica artística

LA RAMBLA Créditos de fotografía: Mateo Soto La Rambla es el cauce natural que forman las aguas cuando llueve a torrentes. También es una

ESTRELLAS POR HOLLMAN ROJAS  Este es el inicio de un proyecto de varias series que desarrolló el colombiano Hollman Rojas fotografías realizadas en diferentes

2020-12-11T17:01:35-05:00