Gloria Sebastián Fierro y su universo artístico

Desde sus inicios e influenciado por su madre, Esperanza Castro, el artista colombiano Gloria Sebastián Fierro descubrió su pasión e inclinación por las artes, cuando ayudándole en su negocio de repostería descubrió la habilidad de crear, al enfrentarse y verla a ella experimentar diferentes técnicas y retos estéticos “me cultivó la sensibilidad y el tacto hacia las cosas hechas con las manos. Ella siendo repostera, y de quién su trabajo dependimos económicamente después de un desfalco financiero familiar, me enseñó el trabajo de la cocina y la decoración de ponqués y galletas”.

Diferentes situaciones marcaron el camino que llevaría al artista iniciar y desarrollar su talento para el arte, un camino que despertaría en él, sus sentidos y emociones, “recuerdo ávidamente las tardes que mi mamá pasaba junto a su profesor de pintura, Oscar. Para mi sorpresa, Oscar era sordomudo, ni idea tenía yo en ese entonces que habían personas que no podían hablar ni escuchar, y también fue sorpresa la actividad que practicaban con desmesurada atención. Llegaba él y junto a mi mamá disponíamos cosas sobre la mesa, las miraban por minutos que me parecían eternos y de repente los deliciosos olores  empezaban a desprender de colores en crema. Todo el conjunto de mística y sensaciones me embrujó”. Tuvimos una conversación con Gloria Sebastián para conocer más acerca de su trabajo, sus influencias y lo que prepara en cuanto a exposiciones para el resto del 2021.  

¿Qué artistas han influenciado tu trabajo y por qué?

Las primeras influencias fueron mis profesores, Lucas Ospina, Juan Mejía, Juan Fernando Herrán, Beatriz Eugenia Díaz entre otras y otros. Estas personas me condujeron a percatarme de que podía ahondar cualquier pregunta o intuición. No fue necesario en estas clases proceder desde el saber, más bien se acogía como elemento el acercamiento hacia algo desde la ignorancia. Así, mi trabajo se ubico desde su comienzo en preguntar qué es lo que sabemos de fenómenos naturales lejanos a mi experiencia, precisamente para localizarme desde el desconocimiento. Más adelante vinieron listas de referentes al campo de la pintura y otras disciplinas, encuentros con vidas y obras que pasan después a acompañar mis procesos. No he querido arrimarme tan cerca de ningún artista, bien es sabido que cuando Brancusi decidido por la escultura quiso aprender del mejor del momento, Rodin, viajó caminando desde Budapest hasta París para su encuentro, una vez recogido lo que él creyó justo, desistió de permanecer allí diciendo: “ningún gran árbol crece junto a otro”.

¿Qué buscas expresar por medio de tus obras y cómo influyen las diferentes técnicas y materiales que utilizas?

Busco señalar que existe misterio en los días, y cómo se van mientras quedamos mutantes en el proceso. Que existe un deseo de permanencia mientras se acepta que somos materia encaminada a un lugar común. ¿Cómo entonces crear sentido mientras devenimos junto a todo lo demás?¿Cómo acoger los días desde la mínima acción?. Con la pintura no busco revelar, más bien hacer palpable el velo donde se suceden las apariencias. En la escultura propongo objetos que parecen ocupar un sentido funcional, pues devienen de objetos del ámbito construccional, más son artículos que aluden a su voluntad de cambio y movimiento desde su natural quietud. En la foto deseo evocar una casi imagen casi pensamiento, un instante-lugar donde los elementos dispuestos y encontrados parecen contar tensiones y relaciones entre estos, donde el espacio y la luz entre estos los argumentan y nombran.

¿Cómo es tu proceso creativo al iniciar una obra o serie?

No hay camino escrito ni mapa trazado. Digamos que desde el no-actuar busco dejar que sucedan los fenómenos, que se manifiesten las urgencias y así procedo. Puedo asegurar que si han habido cambios, casi marcados por años, donde actúo de modos distintos. En la actualidad, considero de crucial importancia ubicar mi proceso en el tiempo de lo vivido, esto quiere decir que toda acción es ejecutada sobre una percepción frente al motivo. En esta medida me ubico históricamente en una rama de la pintura que se preocupa por los fenómenos que ocurren frente a los ojos, este proceso no deja, para mi, de palpar el campo del mito, lo onírico, el recuerdo o el anhelo. Debe ser porque nuestro ver es profundamente un acto emocional, mucho menos mecánico de lo que pensamos puede ser. Esto es evidente en los múltiples dibujos que ejecuto frente al motivo y cuando los fotografío de manera análoga busco tocar el filo por el que cruzan las cosas, el instante que constate ese proceso de cambio perpetuo que actúa sobre toda materia, todo ser. El momento de la pintura llega cuando dejo madurar en mi estas apariciones y sensaciones para entender cómo evocar en el velo, en la superficie, la presencia de ese instante-lugar.

¿Por qué la pintura como materia de investigación para ti?

Se debe al juego de la aparición. El está pero no está propio del lenguaje pictórico.

¿Qué importancia tiene el uso y la exploración de colores?

Con el color he tenido diferentes afectos, desde el entendimiento sensorial estudiado por Paul Klee y Kandinsky al entendido como información de las estrellas u otro cualquier fenómeno distante a nuestra atmósfera. Continúa siendo un lenguaje que me permite abordar cada paso desde la intuición y el sentimiento.

¿Qué proyectos estás realizando actualmente y para el futuro?

En lo que queda del año tengo ya sobre ruedas una exposición en la feria Liste, en Basilea, de la mano de Instituto de Visión, la galería que me representa. Aquí estaré mostrando MUDAS, proyecto compuesto por las fotografías y TERQUEDAD DE LO AUSENTE, serie compuesta por pinturas y trabajos sobre papel. También estoy trabajando en un proyecto in-situ en un conjunto de casas a demoler en el barrio El Polo, el proyecto es curado por Viviana Mejía. Posterior a esto, estaré exponiendo en el Observatorio Nacional un par de pinturas, esta es una invitación de Giovanni Vargas y es un proyecto que hace parte de su participación en el Premio Luis Caballero. En la actualidad me encuentro ahora viviendo en El Porvenir, la hacienda patrimonio familiar, que urge de reparaciones y cuidados; dentro de mi práctica actual entonces se encuentra ocuparme de estar y acompañar estos procesos en los que se encuentra construir un taller donde antes se ubicaba la capilla donde mis padres contrajeron matrimonio.

Conoce el trabajo del artista en @gloriadicta

OTROS ARTÍCULOS QUE PODRÍAN INTERESARTE

SOMOS MHUYSCAS   Esta marca colombiana rescata el legado de nuestros ancestros por medio de tejidos hechos a mano, desarrollando atuendos únicos y contemporáneos

BEMONOCROMO   Es una marca de moda sostenible que tiene como misión incrementar la energía y frecuencia de las mujeres a través de los

DELIRIUM   Delirium nace con el propósito de diseñar prendas que permitan a la mujer expresar sus puntos de vista y creencias a través

2021-09-01T19:29:37-05:00
Ir a Arriba